"Pude palpar el calor de tu sexo"

María:

Juguemos, juguemos. Tu foto no me llegó. A quien se la habrás mandado? No me extraña. La mujer transgresora, la que no hesita en relatar su primera cama no me registra. Ni se dió cuenta que entré como si nada en su "Biografía", me senté sutilmente a su lado, y así, en la precisa posición en la que acostumbras estar cada vez que leo esa página, me apliqué a tocarte sin apuro, sin límites, y pese a que no logré que me miraras ni descruzaras las piernas te sentí vibrar. No hiciste nada para detenerme (tampoco para alentarme, es cierto) y pude palpar el calor de tu sexo. Como si fuera necesaria alguna explicación te decía insistentemente: soy de Libra, soy de Libra. Me pareció que en ese momento eso no te importaba.
Tu lector.
T.